El estacionamiento como una herramienta para la planificación urbana

Topics: Resource efficiency policies for sustainable cities and lifestyles, Sustainable and inclusive cities and buildings, Sustainable lifestyles and education
Keywords: movilidad urbana, desarrollo urbano, congestión, espacio público, planificación urbana, planificación estratégica, ciudades sostenibles, contaminación

Jose Cordero-Ortiz, Emilia Umaña Matamoros

Green Building Council Costa Rica, Costa Rica; jose.cordero@gbccr.org

Uno de los indicadores más evidentes del caos urbano es el tráfico vehicular, y muchas veces se cree que la única solución a este problema es generar más calles o ensanchar las existentes para mejorar el tránsito. Lewis Mumford ha mencionado este como una alternativa fallida, pues se termina diseñando la “Ciudad de la Autopista” en donde el usuario mayoritario es el vehículo. ¿Cuál es a proporción de espacio urbano dedicado al vehículo?

En el 2011 en la ciudad de San José, 3.4% de la superficie urbana se dedica al estacionamiento de vehículos, es decir aproximadamente 24.4 hectáreas de terreno se utilizan como estacionamiento de un nivel. Reduciendo así la interacción del transeunte con el edficio y limitando su vivencia urbana.

Cuando se piensa en la ciudad y su tráfico, se piensa en la calle, pero no se considera al estacionamiento como el principal incentivo a la ciudad difusa, la ciudad poblada de vehículos. Si un usuario puede estacionar en la ciudad a escasos 100 metros de su destino, irá en vehículo, caminará 100 metros y volverá a su burbuja aislada.

¿Qué pasa cuando manipulamos este incentivo? ¿Qué pasa si lo utilizamos como una herramienta disuasoria en la periferia de la ciudad? Una investigación académica de un estacionamiento disuasorio, permitía reducir de forma directa en 0.5% del tránsito de una ruta específica y en un 3% aproximado al sumar proyectos replicados.

Se pueden llegar a recuperar 12 hectáreas de terreno dedicado exclusivamente al estacionamiento y con una merma directa de aproximadamente el 3%, e indirectamente mayor al 10% se puede reducir la demanda del derecho de vía, regresando el espacio público a su dueño original: el peatón.

El estacionamiento (manejado de manera adecuada) puede ser un medio efectivo de control de la movilidad urbana y un detonante del desarrollo urbano.